Nuevo modelo para evaluar la atención a madres y bebés en la etapa de la infancia temprana

modelos-infancia-tempranaUn equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV), su spin-off VeraTech for Health y los hospitales Virgen del Castillo de Yecla (Murcia) y 12 de Octubre (Madrid) ha diseñado un novedoso modelo de información clínica interoperable, estandarizado y soportado por un proceso de aseguramiento de la calidad de datos, sobre atención a la infancia temprana, período que incluye desde la gestación hasta los dos años de vida.

Este sistema innovador, capaz de generar información comparable y de calidad, permitirá a los centros sanitarios evaluar sus prácticas clínicas respecto a los estándares internacionales de calidad asistencial orientados a proteger la salud y el bienestar de la madre y el bebé.

Este trabajo se ha llevado a cabo a través de un proyecto financiado por la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), y desarrollado en el marco de la Estrategia de Atención al Parto del SNS.

Solución a las limitaciones existentes en la actualidad

Ricardo García de León, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Virgen del Castillo de Yecla, afirma que “la escasa información disponible sobre este importante periodo del desarrollo humano, más allá de los datos agregados de las encuestas de salud, es un factor limitante para el desarrollo e implantación de las estrategias de salud materno-infantiles”.

De hecho, el último informe europeo sobre salud perinatal realizado por EuroPeristat destaca dos grandes problemas en relación con la información perinatal. Por una parte, señala que los datos existentes son insuficientes para establecer mecanismos de monitorización a partir de los que mejorar las estrategias de salud dirigidas a madres y recién nacidos.

Por otra, la escasa calidad y la alta heterogeneidad de los datos que se recogen en los repositorios internacionales hacen muy difícil establecer sistemas de benchmarking y comparación con capacidad para orientar la planificación de intervenciones de mejora.

Un modelo pionero a nivel internacional

Carlos Sáez, investigador de VeraTech for Health, señala que “este nuevo modelo pretende contribuir a salvar esta brecha y mejorar con ello la calidad de la atención materno-infantil en nuestros centros”.

No en vano, la estandarización de los datos y procesos es una pieza clave del modelo, ya que permite la comparabilidad de la información clínica de diferentes centros, tal y como explica Montserrat Robles, directora del grupo IBIME del Instituto de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones Avanzadas (ITACA-UPV).

“Compartir este modelo de información clínica referente a las primeras etapas de la vida abre una oportunidad única para establecer un sistema de monitorización de indicadores de buenas prácticas basado en fuentes poblacionales estandarizadas y con calidad asegurada. Es el primer repositorio de datos de este tipo a nivel internacional que abarca la gestación, el parto-nacimiento y la alimentación hasta los dos primeros años de vida”, destaca la investigadora de la UPV.

La herramienta LinkEHR Studio, desarrollada desde el grupo IBIME-ITACA de la UPV, clave

El sistema integra tanto aspectos clínicos sobre el estado de salud de la madre y el bebé en cada uno de los contactos asistenciales, como los datos del contexto organizativo necesarios para evaluar la práctica clínica del centro.

Para generar esta información estandarizada, los investigadores han desarrollado 31 modelos detallados de información (arquetipos) que recogen la información clínica referente al proceso de atención en la infancia temprana necesaria para generar el informe de asistencia al recién nacido, así como para la monitorización de la atención sanitaria.

Estos arquetipos han sido desarrollados siguiendo el estándar ISO 13606 para la representación de información de la Historia Clínica Estandarizada, utilizando para ello la herramienta LinkEHR Studio, desarrollada desde el grupo IBIME-ITACA de la UPV.

Estandarización de datos inicialmente no comparables

“LinkEHR Studio”, explica Robles, “estandariza las bases de datos que no son comparables, lo que permite esa interoperabilidad. Adapta los datos que un determinado centro sanitario tiene de sus pacientes a un estándar de historia clínica común. De este modo, cualquier organización sanitaria puede compartir esta información con otros centros. Una vez tenemos los arquetipos definidos, aunque los hospitales tengan diferentes bases de datos, se lleva a cabo una correspondencia y se convierten los datos en estandarizados. Sobre ellos, posteriormente, se realiza el control de calidad para asegurar su completa fiabilidad”.