Robots humanoides y simuladores para educar a los niños en diabetes

Investigadores de la Universitat Politècdiabetesnica de València, pertenecientes al Instituto de Automática e Informática Industrial (Instituto ai2), han desarrollado dos nuevas tecnologías para la educación terapéutica de niños con diabetes. Se trata de Andy, el primer robot humanoide “con diabetes” de España y un juego-simulador digital del metabolismo de una persona con diabetes.

Ambos serán presentados el próximo sábado, 15 de octubre, en la Ciudad Politécnica de la Innovación, parque científico de la UPV, en una jornada educativa dirigida a niños con diabetes y sus padres y organizada por la empresa A. Menarini Diagnostics. La jornada tendrá lugar a partir de las 9 horas, en el salón de actos del cubo rojo de la CPI.

Robótica, simulación, realidad aumentada o apps conformarán la jornada que estará dividida en 4 talleres muy interactivos y personalizados. Los niños serán los protagonistas y aprenderán a reforzar conocimientos sobre diabetes junto a sus padres.

Andy, un robot con diabetes

El primer taller tendrá como protagonista a Andy. El robot lleva incorporado en su interior un simulador que informa de su glucemia en sangre virtual en tiempo real. Es la primera vez que será presentado en sociedad. Andy compartirá con los niños una actividad en la que explicará cuales son las consecuencias de hacer deporte para el control de la diabetes.

Simuladores tecnológicos del cuerpo humano

Por lo que respecta al simulador, el equipo del ai2 de la UPV -responsable del desarrollo del páncreas artificial español- ha desarrollado un juego de ordenador interactivo cuyo objetivo es enseñar cómo regula el cuerpo la glucosa, cuál es la misión de cada órgano y cómo lo debe hacer una persona con diabetes, centrándose en el cálculo de dosis de insulina para una comida. Un simulador en tiempo real que ayuda a conocer el proceso metabólico.

ARBreakfast

Asimismo, otro de los protagonistas de la jornada será ARBreakfast, aplicación de realidad aumentada que ayuda a los niños diabéticos a relacionar alimentos del desayuno con raciones de hidratos de carbono. A través de un juego interactivo, los niños deben ir adivinando las raciones de cada uno de los productos que se les muestran en RA. Posteriormente, se les presenta un desafío final en el que tienen que identificar tantos desayunos distintos como les sea posible en minuto y medio, considerando las raciones de hidratos de carbono recomendadas para cada uno de ellos