Promueven un nuevo sistema de acreditación europeo para los profesionales de la salud y otros cuidadores

altasImpulsar un sistema de acreditación europeo para los profesionales y otros cuidadores que tienen a su cargo personas mayores y/o afectadas por enfermedades de larga duración y mejorar su capacitación tanto asistencial como en el uso de dispositivos y nuevas tecnologías para la vida asistida. Este es el objetivo de ALTAS, un proyecto europeo financiado por el programa Erasmus+ (ref. 2015-1-UK01-KA202-013710) entre cuyos socios se encuentran el grupo SABIEN-ITACA de la Universitat Politècnica de València y el Instituto de Investigación Polibienestar de la Universitat de València.

Tal y como apunta el responsable de SABIEN-ITACA de la UPV, Vicente Traver, diferentes entidades proveedoras de servicios, universidades, y asociaciones trabajan actualmente en Europa para ampliar el conjunto de soluciones inteligentes que permitan afrontar el reto demográfico que supone el progresivo envejecimiento de la población.

“Apenas existe oferta formativa de capacitación para los profesionales en el ámbito de las tecnologías para la vida asistida (Assistive Living Technologies, ALT, en sus siglas en inglés), como tampoco una calificación reconocida en esta competencia. Como resultado, hay una falta de conocimiento sobre qué son las ALT, qué tecnologías están disponibles, qué se puede hacer con ellas, cuándo son adecuadas y quién podría beneficiarse de su uso. Por otra parte, a nivel europeo se ha identificado que no existe norma ni consenso en cuanto a lo que debe enseñarse al respecto”, explica Vicente Traver.

Así, en el marco de este proyecto, los socios están trabajando en la redacción de una nueva propuesta normativa así como en la puesta en marcha de acciones formativas, tanto presenciales como on line con cursos MOOCs.

“Nuestro objetivo es dotar a los profesionales del conocimiento para utilizar, implementar y recomendar dispositivos, tecnología y servicios apropiados en el ámbito de las ALT. Además de sentar las bases para esa acreditación nacional e internacional de los profesionales que trabajan en este campo con unos contenidos comunes para la capacitación a nivel europeo más allá de las singularidades de cada país”, apunta Ascensión Doñate, investigadora de Polibienestar.

El director de SABIEN-ITACA incide además en la importancia del proyecto para la formación y reconocimiento de los cuidadores no reconocidos profesionalmente. “En España, por ejemplo, según la ley de la dependencia, para que tú puedas cobrar un plus por estar cuidando de tus familiares tienes que tener un mínimo de horas de formación relacionada pero la ley se queda ahí y de momento no se ha elaborado más. Hay dudas sobre qué formación dar y quién la acredita. ALTAS pretende contribuir a mejorar la capacitación y sentar las bases de una futura acreditación de las competencias de este colectivo”, apunta Traver.

El coordinador del proyecto, Dave Horsfield, del NHS Liverpool CCG señala que el trabajo que se está llevando a cabo revertirá directamente en una mejor atención hacia las personas mayores y otros colectivos, y, por tanto, en su calidad de vida.