PROMOTioN permitirá reducir los costes y tamaño de los parques eólicos del Mar del Norte (H2020-LCE- Nº691714)

FOTO 2 (Copyright Tennet)Investigadores de la Universitat Politècnica de València participan desde este año en el proyecto europeo PROMOTioN, que arrancó el pasado mes de enero y cuyo objetivo es reducir sustancialmente los costes de los parques eólicos instalados en alta mar. La tecnología que se está desarrollando en el marco de este proyecto permitirá disminuir el tamaño de las instalaciones eléctricas en el mar hasta en un 50%. Se trata del mayor proyecto de investigación financiado por la UE en el campo de la energía eólica marina, dentro del programa Horizonte 2020.

PROMOTioN se concentrará en el Mar del Norte, donde está previsto que se instalen una cantidad de parques eólicos suficiente para producir entre 20 y 25 GW, una cifra superior a la totalidad de lo que está instalado en España en estos momentos.

Ramón Blasco, investigador del Instituto ai2 y responsable del proyecto en la UPV, explica que “el problema fundamental que tiene esta tecnología son los costes de las instalaciones marítimas. En parques eólicos muy alejados de la costa no se puede utilizar la tecnología de corriente alterna sino la de corriente continua de alta tensión (HVDC). Esto significa que hay que llevar toda la alterna por un circuito electrónico de gran tamaño, convertirla en continua y luego, en tierra, pasarla de nuevo de continua a alterna. Las instalaciones que existen en el mar para producir este proceso son muy complejas y lo que nosotros hemos propuesto es la utilización de estaciones rectificadoras a base de diodos, una tecnología que las simplifica al máximo”, comenta el investigador.

Actualmente, el alto coste de las tecnologías de conversión, la falta de experiencia con sistemas de protección y los componentes de eliminación de fallos dificulta y encarece las instalaciones eléctricas marinas necesarias para conectar un gran número de aerogeneradores. Además, su implantación también está sujeta a las limitaciones establecidas por las actuales regulaciones europeas. Así, el proyecto PROMOTioN persigue no solo probar nuevas tecnologías sino también desarrollar un nuevo marco económico y normativo para la planificación, construcción y operación coordinada de infraestructuras en alta mar integradas, de manera que se confeccione un mapa de las futuras plantas eólicas marinas europeas.

Marie Donelly, Directora de Energías Renovables, Investigación y Eficiencia Energética de DG ENER, explica que existe un gran potencial en el Mar del Norte para generar cantidades importantes de energía limpia, ayudándonos tanto a rebajar las emisiones de carbono como a incrementar la seguridad de la energía que proporcionamos. El Mar del Norte ofrece una oportunidad única de colaboración y de reducción de costes de los sistemas de energía offshore.  Creemos que la creación de una red de este tipo en el Mar del Norte podría ser un proyecto insignia de cooperación regional, tal y como ha previsto la Unión Energética Europea”.

El proyecto PROMOTioN se prolongará hasta final del año 2019. El consorcio que lo conforma está dirigido por DNV GL y reúne a un total de 34 socios de 11 países, entre los que se incluyen fabricantes u operadores de sistemas de transmisión energética ligados al Mar del Norte, además de diversos proveedores de turbinas, desarrolladores de parques eólicos, universidades y empresas consultoras.

Nuevos sistemas de control de las turbinas eólicas

El Instituto ai2 de la UPV trabajará en el desarrollo y validación de los nuevos sistemas de control de las turbinas eólicas que permitirán la conexión de aerogeneradores de distintos fabricantes a las nuevas estaciones rectificadoras basadas en diodos (más simples, ligeras y robustas)

“La reducción en tamaño y número de plataformas instaladas en el mar, así como el ahorro en los costes de instalación y mantenimiento, y un aumento de la eficiencia contribuirán a una disminución importante en el precio de la energía eléctrica generada, un paso gigante de cara a la paridad de costes”, explica Blasco.

El equipo de investigación del Instituto ai2 y del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la UPV, junto con investigadores de la Universitat Jaume I de Castelló, constituyen el único grupo de investigación de una universidad pública a nivel mundial que está trabajando en la utilización de estaciones convertidoras HVDC basadas en diodos y en el desarrollo del software de control de los aerogeneradores necesario para adaptarlos a esta tecnología.

“Es muy gratificante que una idea que tuvimos hace casi 10 años, y que hemos investigado, junto con nuestros colegas de la UJI, se lleve a la práctica para reducir substancialmente los costes de la generación eólica marina. Es un modo de devolver a la sociedad, multiplicados, los fondos públicos recibidos para investigación”, comenta Blasco.