Objetivo: desarrollar un dispositivo de diagnóstico rápido y precoz de cáncer

NTC IDM SAPHELYDesarrollar un dispositivo basado en tecnología nanofotónica que permita un diagnóstico rápido y precoz de diferentes tipos de cáncer –en concreto, de mama, próstata, pulmón y colorrectal- analizando tan solo dos o tres gotas de sangre. Este es el objetivo de SAPHELY, un proyecto europeo financiado por el programa Horizonte 2020 de la UE y que está liderado por el Centro de Tecnología Nanofotónica de la Universitat Politècnica de València. El proyecto cuenta además con el grupo SYM del Centro de Reconocimiento Molecular y Desarrollo Tecnológico como segundo socio de la UPV.

 

Nanofotónica para sensado y biomarcadores microRNA

El dispositivo propuesto en SAPHELY permitirá una identificación rápida y ultra-sensible de biomarcadores basados en microRNA, cuya desregulación ha sido relacionada con una gran cantidad de enfermedades. “La principal novedad de este equipo radicará en la combinación de tecnología nanofotónica de sensado y de un nuevo sistema de reconocimiento de esos biomarcadores microRNA que permitirá amplificar el efecto de esa interacción. Esto proporcionará una sensibilidad extremadamente elevada, que no se obtiene con los sistemas de diagnóstico actuales”, destaca Jaime García, investigador del Centro de Tecnología Nanofotónica de la UPV y coordinador del proyecto.

La técnica de sensado podría ser implementada además de una forma más sencilla que otras utilizadas actualmente, en las que es necesario llevar a cabo complejos procesos de preparación de muestra o de marcado para obtener sensibilidades tan altas. Según apuntan desde el NTC, esto se traducirá en la posibilidad de obtener dispositivos muy compactos, ligeros y de bajo coste -se estima un coste inicial del dispositivo de lectura por debajo de los 3.000€.

De este modo, SAPHELY permitiría la implementación de programas de screening masivo, en los que toda la población de riesgo de una determinada enfermedad pueda ser analizada de una forma rápida y sencilla. “Ayudaría a diagnosticar la patología en cuestión antes de que se presentara ningún síntoma relevante, lo que tendría un gran impacto en la calidad de vida de los ciudadanos y supondría una enorme reducción de los costes asumidos por los sistemas de salud”, apunta Jaime García.

[tubepress video=”mGgbpkttGHg”]