Interconexiones ópticas para computación en la nube

La Univevlcsnap-2013-10-22-13h37m43s216rsitat Politècnica de València, a través del Centro de Tecnología Nanofotónica, está participando en PhoxTrot, el mayor proyecto europeo centrado en la mejora de las interconexiones ópticas entre ordenadores, chips y los componentes de un mismo chip. El objetivo fundamental es reducir el consumo energético de los equipos e incrementar su velocidad de transmisión hasta decenas de terabits por segundos (1 terabit por segundo son 1000 Gigabits por segundo), valiéndose para ello de todo el potencial que en el campo de las comunicaciones de ultra-alta velocidad  ofrece la fotónica de silicio.

Según explica Javier Martí, director del Centro de Tecnología Nanofotónica y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación de la UPV, las interconexiones ópticas (a través de fibra óptica o guías de silicio integradas en un chip) son la única vía para poder aumentar la capacidad creciente que requieren los conocidos Data Centers, en los que se lleva a cabo el almacenamiento masivo de información de forma remota, también conocido como Cloud Computing.

“Para acceder continuamente a dicha información se necesitan comunicaciones mucho más veloces y que tengan un consumo energético muy reducido. Es por ello que los circuitos integrados (chips), y los equipos que los utilizan, deben permitir que dentro de dichos chips el intercambio de información se produzca a velocidades mucho mayores que las actuales, utilizando para ello guías de luz integradas en el mismo silicio en el que se fabrican los chips. Y este el objetivo de PhoxTrot”, apunta Martí.

El proyecto se encuentra actualmente en su segundo año de ejecución; esta semana sus socios se han reunido en la Universitat Politècnica de València para abordar los hitos conseguidos hasta el momento y los retos a corto y medio plazo.

Dentro de PhoxTrot, el Centro de Tecnología Nanofotónica se centra en mejorar el rendimiento de las conexiones de los diferentes componentes de un mismo chip. “Nosotros trabajamos en el diseño de sistemas que permitan enrutar los paquetes de información dentro de un mismo chip; el objetivo es conseguir velocidades de transmisión hasta un terabit por segundo entre sus diferentes partes y, sobre todo, que el consumo energético sea mucho más bajo”, apunta el profesor Javier Martí, fundador también de la plataforma europea de Fotónica (Photonics 21).

En el año 2015 está previsto presentar los demostradores finales del proyecto, en el que participan las compañías europeas más importantes del sector de las interconexiones ópticas, como la multinacional TE Connectivity (anteriormente Tyco) y Xyratex (líder mundial en interconexiones dentro de un ordenador).

[tubepress video=”Bb9mgAF_AdA”]