En la élite de la investigación mundial sobre fotónica de microondas

FOTO GASULLA PEREZ CAPMANY ITEAM NATURE PHOTONICSInvestigadores de la Universitat Politècnica de València están trabajando, a escala de laboratorio, en el diseño y evaluación de nuevos chips ópticos reconfigurables. Sus últimos avances, de relevancia internacional en el mundo de las telecomunicaciones, han sido publicados por la revista Nature Photonics, que dedica además parte de su editorial a destacar los logros alcanzados por los investigadores de la UPV en este campo.

El trabajo ha sido desarrollado en los laboratorios del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia de la UPV, bajo la dirección del profesor José Capmany. Los investigadores de la UPV fueron pioneros a nivel mundial al proponer el concepto de procesador óptico universal programable hace tres años y en la actualidad se encuentran en proceso de caracterización de un primer chip básico diseñado y fabricado en fosfuro de indio, capaz de reconfigurarse para ofrecer dos funcionalidades: filtrado y medición instantánea de frecuencia. Para este año, prevén diseñar otros chips más completos que incorpore entre cinco y seis funcionalidades, con la misma configuración de hardware.

“Se trata de un primer paso hacia una nueva revolución en el ámbito de las telecomunicaciones. El nacimiento del chip óptico programable y su futura implantación en el mercado permitirá reducir de forma exponencial los costes de fabricación de los chips. En un futuro no muy lejano dispondremos de chips genéricos, con una configuración estándar y un núcleo universal, que podrán ser programados a demanda. Al ser un único tipo de chip genérico, no habrá que modificar los procesos de fabricación -es el mismo en todos los casos, sea cual sea la aplicación- lo que supone ahorro en costes de fabricación y producción”, apunta Capmany.

Más allá de las ventajas económicas, el chip óptico reconfigurable destaca por su gran operatividad. “Imaginemos, por ejemplo, que quiero fabricar tres tipos de circuitos; uno que haga de línea de retardo, otro para generar señales y un tercero para filtrar. Hasta ahora necesitamos fabricar tres tipos distintos de chips; los nuevos chips reconfigurables eliminarán este hándicap y permitirán aprovechar la misma plataforma hardware para esas diferentes funcionalidades.

Sobre su aplicación, el profesor Capmany asegura que los chips ópticos reconfigurables serán de gran utilidad en múltiples campos, desde la biomedicina o sensado hasta la red de comunicaciones móviles 5G. “En el caso de las telecomunicaciones y especialmente en 5G y evoluciones posteriores, permitirá contar con estaciones base más potentes, con posibilidad de ampliación en el futuro según evolucionen sus requisitos, tamaño más reducido y con menor consumo de potencia”, explica Capmany.

Junto a José Capmany, detrás de esta línea de investigación se encuentran Pascual Muñoz, Ivana Gasulla, Javier Sanchez-Fandiño y Daniel Pérez, también del Instituto iTEAM de la Universitat Politècnica de València.

Referencia

José Capmany,    Ivana Gasulla       & Daniel Pérez. Microwave photonics: The programmable processor. Nature Photonics. Doi:10.1038/nphoton.2015.254